Central de citas

+57 3172437108

Clínica Foscal Internacional

Torre C Piso 7 Consultorio 706

¿Cómo detectar la ovulación?

¿Cómo detectar la ovulación?

Agosto 19, 2020 | Destacados


La ovulación normalmente ocurre hacia la mitad del ciclo menstrual y tu etapa más fértil será en los tres días anteriores a esta fecha. Aunque a veces es difícil detectar la ovulación, podrás hacerlo llevando un registro de algunos de sus síntomas más comunes, como los cambios en la temperatura basal, el moco cervical y el cuello uterino.

 

¿Qué es la ovulación?

La ovulación tiene lugar cuando liberas un óvulo de uno de tus ovarios. Tu etapa más fértil es potencialmente cinco días antes de la ovulación hasta el día de la ovulación. Pero en los 3 últimos días de ese periodo, es cuando hay muchas más posibilidades de que quedes embarazada.

Normalmente, la ovulación ocurre a la mitad de tu ciclo menstrual. Si sueles tener ciclos de 28 días, podrías ovular alrededor del día 14. Sin embargo, el ciclo menstrual normal varía entre 21 y 35 días. Algunas mujeres ovulan aproximadamente en el mismo día dentro de cada ciclo, pero para otras es difícil calcular el momento de la ovulación.

Si aprendes a identificar y llevar un registro de los síntomas de la ovulación, puedes hacer que tus relaciones sexuales coincidan con ese momento y aumentar tu probabilidad de quedar embarazada.

 

Síntomas comunes de la ovulación

Casi todas las mujeres tienen los siguientes síntomas de la ovulación:

Cambios en la temperatura basal: La temperatura basal es tu temperatura corporal más baja en un periodo de 24 horas. El día siguiente a la ovulación, tu temperatura basal aumentará de 1 a 5 décimas en grados Celsius (de 0.5 a 1 grado Fahrenheit) y se mantendrá elevada hasta tu próximo periodo menstrual.

Cambios en el moco cervical:El moco cervical es la secreción o flujo vaginal que a veces notas en tu ropa interior. Dos o tres días antes de la ovulación, e inmediatamente después de ella, notarás un aumento en la cantidad de moco vaginal y también cambios en su textura.

Cambios en el cuello uterino: Durante la ovulación, el cuello uterino se encuentra más suave, elevado, húmedo y abierto.

 

Otros síntomas de la ovulación

Los siguientes síntomas no son tan comunes o constantes como los que acabamos de mencionar, o sea que podrías tenerlos todos, algunos o ninguno.

Los síntomas adicionales de la ovulación incluyen los siguientes:

  1. Sensibilidad en los senos
  2. Cólicos leves, punzadas en el abdomen o dolor en un costado de la espalda
  3. Manchas de sangre en la ropa interior (sangrado o secreción vaginal que ocurre durante la liberación del óvulo)
  4. Sentido del olfato agudizado
  5. Aumento del deseo o apetito sexual (algunas mujeres reportan que se sienten más sexy, coquetas, sociables y atractivas)
  6. Cambios en el apetito o humor
  7. Retención de líquidos

¿Cómo se calculan los días fértiles?

No existe un método infalible para predecir la ovulación, pero sí hay algunas formas de calcular el día en que probablemente ocurrirá. Así podrás planear la fecha en que debes tener relaciones sexuales (o someterte a una inseminación intrauterina) para aumentar la posibilidad de quedar embarazada.

Si el óvulo es fertilizado por un esperma y se implanta en tu útero, ¡habrás quedado embarazada!

El método del calendario

Si tu ciclo menstrual es regular (dura el mismo número de días cada vez que ocurre), puedes intentar el método del calendario (también llamado el método del ritmo).

Para calcular cuándo ovulas, haz lo siguiente:

Descubre el día en que probablemente ovularás: Para hacerlo, cuenta hacia atrás 14 días desde el día en que supones que empezará tu próximo periodo menstrual.

Calcula tus días fértiles

 Tu periodo fértil incluye el día de la ovulación y los cinco días anteriores. Por ejemplo, si tienes un ciclo de 28 días, el primer día de tu ciclo será el primer día de tu periodo y el último día será el día 28 del ciclo (un día antes de que empiece tu siguiente periodo); tus días fértiles serán del día 9 al día 14 de tu ciclo.

Concéntrate en los últimos tres días: Es mucho más probable que quedes embarazada en los tres últimos días de tu periodo fértil que en los días siguientes a la fecha de ovulación. Esto se debe a que el óvulo solo sobrevive 24 horas en las trompas de Falopio. Y aunque los espermatozoides pueden sobrevivir en el cuerpo de la mujer hasta cinco días, las posibilidades de que fertilicen un óvulo son mayores en los tres primeros días.

Esta es la forma más sencilla de calcular cuándo ovularás aunque no es muy acertada, incluso si tienes una buena idea de cuándo empezará tu próximo periodo. Esto es porque la ovulación raramente ocurre exactamente 14 días antes de tu menstruación.

En un amplio estudio en el que participaron mujeres con ciclos menstruales de 28 días, se constató que la ovulación ocurría entre 7 y 19 días antes de la menstruación. La ovulación solo tuvo lugar 14 días antes de la menstruación en un 10% de los casos.

Eso demuestra que es posible que se te pase por completo tu etapa más fértil si usas este método. Por otro lado, este método es gratis y fácil, por lo que merece la pena probarlo, especialmente si no tienes prisa por concebir.

 

Registra los síntomas de la ovulación

También puedes registrar los cambios en tu temperatura corporal, tu flujo vaginal y la firmeza de tu cuello uterino, por algunos ciclos para determinar cuándo ovulas.

Si prestas atención a esos síntomas y los anotas en un gráfico, podrías empezar a notar un patrón que te ayude a predecir tu siguiente periodo de ovulación. No obstante, si tus periodos son irregulares, es posible que no identifiques un patrón.

Llevar un registro es gratis (claro, después de haber comprado el termómetro) pero ten en cuenta que este método toma tiempo y esfuerzo para hacerlo de la manera más correcta posible.

 

¿Cómo puedes registrar los siguientes síntomas de la ovulación?

La temperatura basal: Tómate la temperatura cuando te despiertes cada mañana, y después de haber dormido por lo menos tres horas interruptas, con un termómetro especial (puedes adquirirlo en una farmacia o en Internet). El día después de que ovulas deberías ver un repunte de más o menos 1 a 5 décimas en grados Celsius (de 0.5 a 1 grado Fahrenheit) en tu temperatura basal corporal, la cual permanecerá elevada hasta que empiece tu periodo. El aumento de la temperatura no te indica que vas a ovular, sino que ya has ovulado, por eso tendrás que usar este método junto con la observación de los cambios en el moco cervical a lo largo de tu ciclo.

El moco cervical:Es la secreción vaginal que algunas veces encuentras en tu ropa interior. Durante casi todo el mes, podrías notar muy poco de esta secreción, o puede que sea muy pegajosa y espesa. Pero en los tres o cuatro días antes, después e inmediatamente después de que ocurre la ovulación, notarás un incremento en tu moco cervical y un cambio en su textura. Será claro, resbaladizo y elástico. Se asemeja en aspecto y textura a la clara del huevo cuando está cruda. Este es el momento, justo antes de la ovulación, en que podrás tener relaciones sexuales con la mayor probabilidad de concebir.

Los cambios en el cuello uterino:A medida en que se acerque la fecha de ovulación, tu cuello uterino se volverá más suave, elevado, abierto y húmedo. Después de la ovulación, volverá a sentirse más firme, bajo, cerrado y seco. Podrás sentir estos cambios si te insertas un dedo limpio en la vagina. En el siguiente apartado te explicamos detalladamente cómo hacerlo.

También puedes prestar atención a otros síntomas de la ovulación, como las manchas de sangre en tu ropa interior y los cólicos leves. Aunque esta no es precisamente una forma de determinar cuándo estás ovulando, será útil que estés atenta a estos síntomas (si los tienes) mientras usas cualquiera de los métodos para detectar la ovulación descritos en este artículo. Mira nuestro ejemplo de cómo rellenar un cuadro de temperatura basal.

 

Tomado de: https://espanol.babycenter.com/c%C3%B3mo-detectar-la-ovulaci%C3%B3n