Central de citas

+57 3172437108

Clínica Foscal Internacional

Torre C Piso 7 Consultorio 706

Yoga y Meditación - Prácticas de ayuda durante el embarazo

Yoga y Meditación - Prácticas de ayuda durante el embarazo

Noviembre 11, 2022 | Actualidad

YOGA Y MEDITACIÓN, PRÁCTICAS DE AYUDA DURANTE EL EMBARAZO.

Si estás embarazada y buscas una manera de sentirte relajada y al mismo tiempo ejercitarte, el yoga y la meditación pueden convertirse en tus mejores aliados. 

El yoga prenatal es un enfoque multifacético del ejercicio que estimula el estiramiento, la concentración mental y la respiración localizada. Las investigaciones sugieren que el yoga prenatal es seguro y puede tener muchos beneficios para las mujeres embarazadas y sus bebés. El yoga es una práctica que además de ser de las más recomendadas para mujeres embarazadas, genera múltiples beneficios para la futura madre y el bebe, e incluso es de mucha ayuda para la preparación de trabajo de parto, pues se ha comprobado que ayuda a reducir el dolor durante el parto e incluso podría ayudar a reducir la probabilidad de tener cesárea.

Aunque actualmente no hay investigaciones que muestren un vínculo directo entre el yoga y la fertilidad, algunos estudios han encontrado que el yoga tiene beneficios para quienes están tratando de concebir. Primeramente, este deporte proporciona una reducción de los niveles de estrés que puede aumentar las posibilidades de quedar embarazada. Además, te ayudará a obtener tu peso saludable, además de tonificar el cuerpo. Es muy importante que, de cara a la planificación del embarazo, tengas en cuenta tu peso porque puede afectar en la capacidad de lograr el embarazo.  

Dentro de los principales beneficios del yoga y la meditación se encuentran: 

  • Mejorar el sueño.
  • Reducir el estrés y la ansiedad.
  • Aumentar la fuerza, la flexibilidad y la resistencia de los músculos necesarios para el parto.
  • Disminuir el dolor de espalda baja, las náuseas, los dolores de cabeza y la dificultad para respirar.

Aunque actualmente no hay investigaciones que muestren un vínculo directo entre el yoga y la fertilidad, algunos estudios han encontrado que el yoga tiene beneficios para quienes están tratando de concebir. Primeramente, este deporte proporciona una reducción de los niveles de estrés que puede aumentar las posibilidades de quedar embarazada. Además, te ayudará a obtener tu peso saludable, además de tonificar el cuerpo. Es fundamental que, de cara a la planificación del embarazo, tengas en cuenta tu peso porque puede afectar en la capacidad de lograr el embarazo.

La clase de yoga prenatal por lo general podría incluir lo siguiente:

Respiración. Se te animará a que te concentres en inhalar y exhalar lenta y profundamente a través de la nariz. Las técnicas de respiración de yoga prenatal pueden ayudarte a reducir o a controlar la falta de aliento durante el embarazo y a manejar las contracciones durante el trabajo de parto.

Estiramientos suaves. Se te animará a que muevas suavemente diferentes áreas del cuerpo, como el cuello y los brazos, abarcando todo su rango de movimiento.

Posturas.Al estar de pie, sentada o acostada en el suelo, moverás suavemente el cuerpo en diferentes posiciones con el fin de desarrollar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio. Es posible que uses accesorios, como mantas, cojines y cinturones, para proporcionarte apoyo y comodidad.

Enfriamiento y relajación. Al final de cada clase de yoga prenatal, relajarás tus músculos y restaurarás tu ritmo cardíaco y respiratorio en reposo. Es posible que se te anime a escuchar tu propia respiración, a que prestes mucha atención a las sensaciones, pensamientos y emociones, o a que repitas un mantra o una palabra para lograr un estado de autoconciencia y calma interior.

Recuerda que aunque sea una práctica muy beneficiosa para tu salud y la de tu bebé, es recomendable que antes de iniciar consultes con tu médico de cabecera, pues en algunos casos es posible que no se pueda realizar debido a ciertas afecciones médicas, como cardiopatía o problemas de espalda. 

Si lo puedes hacer, presta atención a tu cuerpo y a cómo se siente. Comienza despacio y evita las posiciones que estén más allá de tu nivel de experiencia o comodidad. Estírate solo hasta donde lo hubieras hecho antes del embarazo.

Si sientes algún dolor o notas otras señales de alerta durante el yoga prenatal, como sangrado vaginal, disminución del movimiento fetal o contracciones, suspende la actividad y comunícate con tu proveedor de atención médica.


¿Deseas conocer más prácticas de ayuda durante el embarazo?


Referencias

https://www.mayoclinic.org/






Llamar Nacer